El Parlamento aprueba incluir la Podología en el sistema sanitario andaluz

03 Dic

El pleno del Parlamento ha aprobado una proposición no de ley del PP que pide a la Junta crear la Podología como categoría profesional de personal estatutario en el SAS durante el 2017 e incorporar gradualmente a estos profesionales, tanto en Atención Primaria como en la especializada.

En defensa de la iniciativa, que contó con el rechazo del PSOE, la abstención de Ciudadanos y el apoyo de Podemos e IU, la diputada popular Esperanza Oña ha esgrimido que se trata de una propuesta de mínimos para intentar cambiar y mejorar la gestión sanitaria de la Junta, a la que ha acusado de “sectarismo absoluto”.

Oña, que ha pedido a la presidenta Susana Díaz que “deje de presumir” con la sanidad y “trabaje por ella”, ha situado el objetivo de la demanda en aumentar la prestaciones que los profesionales de este colectivo están “cuestionando” en varias provincias andaluzas.

Esta medida ya ha sido adoptada en comunidades como Madrid y es hora de que la Junta reaccione y deje de ser perezosa y se sume a la reclamación

Ha indicado la popular, que ha argumentado que en Andalucía unas 4.800 diabéticos corren riesgo de sufrir amputaciones en el pie por esta enfermedad, situaciones -ha dicho- que hay que prevenir.

Hasta el momento, tan solo ha habido colaboraciones puntuales entre estos profesionales y el SAS, a través del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, cuya última edición fue para el período 2009-2013, ha lamentado Oña.

El socialista Francisco José Vargas ha lamentado la “ligereza del PP con el afán de confrontar” con la Junta “sin importarle” las soluciones y ha cuestionado la eficacia de las medidas de comunidades como Castilla León y Cantabria, gobernadas por el PP, a la hora de aplicar la inclusión de podólogos en las prestaciones.

Ha sostenido que los afectados en Andalucía por el pie diabético son atendidos y ha defendido que sea el Gobierno central el que regule en la cartera del sistema nacional de salud esta especialidad con dotación presupuestaria adecuada.

Juan Antonio Gil, de Podemos, ha apostado por contar con podólogos para mejorar la calidad de vida de los enfermos de diabetes y por su inclusión en el SAS, pero ha precisado que debe hacerse de manera “global”.

Por ello, ha planteado evaluar la asistencia podológica, sus resultados y eficacia, para que dicha evaluación marque la hoja de ruta a la hora de introducir esta prestación en la sanidad andaluza.

Isabel Albás (Ciudadanos) ha pedido altura de miras y cree importante la reclamación, pero ha considerado que la prioridad es “mantener y afianzar” las actuales prestaciones sanitarias

Hay que dotar a las urgencias con mas personal y reducir las listas de espera, eso es lo prioritario. Hay que gastar mejor, los recortes de la Junta han puesto a los profesionales sanitarios en una situación muy compleja y hay que devolverle sus derechos.

Inmaculada Nieto (IU) ha abogado por fortalecer la sanidad publica, de la que ha dicho que precisa un esfuerzo mayor, con más especialidades como es el caso de la enfermedad del pie diabético.

El Gobierno central ha desecado los recursos para la sanidad”, una actitud a la que se ha sumado la Junta que gestiona estas políticas con “muy poco talento y pocos recursos.

Fuente: Agencia EFE